Follow me:

Magia de Luna Llena

Desde pequeña he sentido una fuerte conexión con todo lo mágico y místico, siempre he tenido una fascinación con los astros, en especial la luna pero hasta hace unos meses descubrí porqué.

Me di cuenta del impacto energético tan fuerte que tiene y que al comprender su proceso he llegado a comprender mejor todo y he basado mi vida en ello, conocer esto nos ayuda a aprovechar la energía disponible del cosmos y conectamos con nuestro poder interno, aumentar nuestra vibración y creatividad, incluso nos puede ayudar a sanar varios aspectos de nuestra vida. Todo este conocimiento es algo que quiero compartir con ustedes, deseo que lean esto con la mente y el corazón abiertos para que les ayude a mejorar su vida al igual que lo hizo con la mía.

La Luna es increíblemente maravillosa, es un regalo divino y la podemos apreciar todas las noches sin cansarnos, ella representa a la madre, la primera fuente de amor, al inconsciente, a los instintos de supervivencia, las emociones y la reflexión. Está conectada directamente a la energía femenina, a la fertilidad, a la agricultura y la marea. Sus ciclos al igual que el ciclo femenino, el cual dura 28 días, nos rigen e influyen en nuestro cuerpo físico y mental.

Su ciclo consta de 4 fases, cada una dura 7 días y se dividen así:

Luna Nueva – Representa nacimiento, marca el inicio de ciclo lunar y conecta con la energía de nuevas posibilidades y oportunidades, el momento ideal para hacer intenciones y pedir por lo que queremos en nuestra vida.

Luna Creciente – Simboliza el crecimiento, acción y materialización.

Luna Llena – Representa expansión, exaltación, e iluminación. Es donde dejamos ir todo lo que ya no nos sirve, patrones y pensamientos limitantes.

Luna Menguante – Representa finales.

El día de mañana tenemos Luna Llena, una de las fases más lindas ya que la podemos ver llena de luz, ahora les explico porqué y como sucede esto:

Ella no tiene luz propia, pero al estar alineada frente al Sol (símbolo de energía masculina: lo racional, lo consiente) toma esa luz y la refleja, como un espejo, lo cual es lo que apreciamos desde la tierra. En esta fase la Luna y el Sol se encuentran alineados uno frente al otro, dos energías opuestas y complementarias. Ellos como dos eternos amantes, se miran a los ojos revelándose sus secretos, por lo que en Luna Llena es como si pudiéramos mirarnos en el espejo, observando nuestras emociones escondidas, anhelos profundos, incluso miedos, es cuando podemos percibir la distancia entre lo que anhelamos ser y lo que somos, lo que aceptamos y lo que rechazamos, tomamos conciencia e integramos las dos energías; femenina y masculina.

Debemos de tener cuidado también ya que se nos revela lo que ocultamos, sale a la luz el misterio y podemos experimentar estallidos emocionales ya que la conciencia que es el Sol, trae a la luz aspectos del subconsciente que es la Luna. Lo mejor que podemos hacer durante esta fase es meditar y entrar en contacto con nuestro interior, nos ayuda a comprender a los demás y a comprendernos, es el momento ideal para vencerse a sí mismo, dejar ir, confiar, re afirmar lo positivo y lo que se quiere lograr, expandernos e iluminarnos de adentro hacia afuera.

En Luna Llena podemos limpiar nuestros cristales y también realizar un ritual para dejar ir, de lo cual les hablaré en un otro post más adelante. Por el momento pueden iniciar con algo más simple como meditar y repetir este mantra:

Me libero de mi pasado y dejo ir todo aquello que ya no me sirve.
Me libero de mi pasado y acepto lo nuevo, confío que seré divinamente guiado.
Me libero de mi pasado y vivo el hoy y ahora. Gracias.

Espero que esta información les ayude a iluminarse tanto como la maravillosa Luna refleja la luz del increíble Sol y que la luz mágica del cosmos guíe tu camino y lo llene de creatividad y bienestar.

Besitos Mágicos de Confetti ☾★♡

Previous Post

No Comments

Leave a Reply